Cómo corregir los simulacros

La realización de simulacros en una parte muy importante de la preparación MIR, ya que nos indica cómo llevamos el temario y nos ayuda a reforzar los conocimientos aprendidos y a localizar aquellos conceptos que aún no hemos conseguido retener. 

Además, nos dan una idea de cómo puede ser el examen MIR real, debido a que se intentan hacer lo más parecido posible tanto en número de preguntas, como en conceptos y tiempo que se les dedica, para prepararnos poco a poco para el gran día.

Pero no solo debemos hacer los simulacros, sino también corregirlos. Es tan importante como estudiar los temas o asistir a las clases, porque si se hacen y no se corrigen no podemos saber de verdad qué fallos tenemos y porqué.

Cómo corregir simulacros

Existen diferentes formas de corregir los simulacros. Dependiendo de la persona le vendrá mejor una u otra forma en función de cómo esté acostumbrada a estudiar y a examinarse. Se pueden corregir en orden de preguntas, separando por asignaturas, en función de los aciertos…

Pero quizá una de las mejores formas de hacerlo puede que sea seguir el orden de preguntas original del simulacro, dividiendo a la vez en bloques diferenciados de preguntas en función de los aciertos y errores.

Así, la corrección del simulacro puede dividirse en tres bloques:

  • Fallos y preguntas en blanco. Lo mejor es comenzar por aquellas preguntas que no has sido capaz de responder o que lo has hecho pero de forma errónea. Céntrate en averiguar porqué has fallado, dónde ha estado tu error y cómo puedes evitarlo en el siguiente simulacro. Puedes anotar aquellas preguntas o conceptos que, después de revisarlo, sigas sin poder responder correctamente, para que no se te olvide repasar bien esa parte del temario.
  • Preguntas dudosas. En segundo lugar revisa aquellas preguntas en las que hayas tenido dudas, no importa si las has acertado o no. Si has elegido bien la respuesta, céntrate en interiorizar el concepto y localiza el fallo en el resto de opciones que te generaban duda. Si, por el contrario, marcaste una respuesta errónea, averigua cuál fue tu error entre las opciones de tu duda al responder y qué te hizo marcar una u otra.
  • Aciertos. Dejaremos para el final aquellas preguntas que hemos contestado correctamente. Muchas de estas preguntas serán de conceptos que ya conoces y tienes muy vistos, pero otras puede que las hayas acertado por suerte o hayas necesitado dedicarles más tiempo del necesario. Estas últimas, revísalas bien para consolidar los conceptos.

Algunos consejos

Si a lo largo del simulacro hay varios conceptos que te resultan confusos o difíciles de recordar y han hecho que falles mucho o que dudes al responder, podría ser bueno hacer algunos esquemas o cuadros en los que incluyas dichos conceptos.

Estos esquemas o cuadros sepáralos del temario o de tus resúmenes habituales, simplemente para repasarlos puntualmente pasados unos días del simulacro.

Además, estas anotaciones puedes separarlas por asignaturas, de forma que te sea más fácil repasar los conceptos dudosos y sobre todo más rápido encontrar lo que buscas.

Ten en cuenta que no debes apuntar todo lo fallado, sino solo aquellos conceptos que te van a servir en tus repasos y que aún no seas capaz de retener.

Tras hacer el simulacro, dedica un par de horas diarias a corregirlo. No intentes hacer todo en un mismo día, y mucho menos intentes corregirlo el día antes de un nuevo simulacro. 

Un buen momento para corregirlo puede ser al inicio de cada día, para activar la mente antes de estudiar lo que corresponde. O, si lo prefieres, al final del día, cuando hayas terminado los temas de estudio, antes de ir a descansar y despejarte.

Por último, recuerda que no tienes que aprenderte de memoria las preguntas, sino entender los conceptos y saber diferenciar qué pide realmente que respondas cada pregunta.

Recursos MIR 2022

Válidos para todas las academias.

Recursos MIR 2022

Válidos para todas las academias.

Resúmenes MIR 2022

Flashcards MIR 2022