Cómo superar la adicción al móvil

Puede parecer que los móviles no son dispositivos dañinos, que son instrumentos para estar conectados con amigos y familiares y pasar tiempo viendo diferentes cosas en internet. Sin embargo, los móviles pueden llegar a ser tremendamente adictivos y, a pesar de que habitualmente son seguros, la adicción que se crea puede llegar a generar problemas bastante importantes en la vida de las personas, alterando incluso los estudios y la preparación MIR de forma muy negativa.

La media de revisión del móvil en una persona es cada 12 minutos, es decir, aproximadamente 80 veces al día y, cuanto más joven es la persona, más aumenta llegando a unas 150 veces diarias.

Seguramente durante tu preparación MIR sientas que deberías utilizar menos el móvil, pero conseguirlo no es tan fácil como decirlo.

Móviles: porqué pueden ser nocivos

En general, la tecnología se ha diseñado para ser utilizada y para que interese a todo el mundo. Existen empresas que, a través de sus aplicaciones obtienen beneficios y que invierten para que sus productos sean populares, atraigan seguidores y creen adicción. 

En realidad la adicción al móvil no puede considerarse una adicción real (si la comparamos con otro tipo de adicciones como alcohol o drogas). Aun así, ser adicto al móvil puede provocar muchas consecuencias negativas en tu vida y en tu preparación MIR.

En la preparación MIR, la adicción al móvil puede representar el abandono del estudio para centrarse en el móvil y dedicarle demasiado tiempo. Esto hará que tus netas bajen y sean peores en cada simulacro y dejarás de pasar tiempo con otras personas para dedicarte al móvil.

Lo más importante en estas situaciones es aceptar que tienes una adicción al móvil. Sea cual sea la adicción, puede ser dañina y conseguir superarla puede ser difícil, pero si tu preparación MIR se está viendo afectada gravemente tienes que buscar soluciones sin duda para poder superarla rápidamente y poder seguir con la preparación sin problemas e incluso mejorar tus netas.

¿Quién tiene la culpa?

El funcionamiento de las aplicaciones es muy parecido al de los videojuegos, los cuales son bastante similares a los juegos de azar, que son muy adictivos. Las aplicaciones siempre te van a ofrecer premios a cambio de dedicarles tiempo y esfuerzo, algo que, cuanto más consigas, más complejo será conseguirlo.

Todas las aplicaciones demandan tu atención ofreciéndote recompensas a cambio, haciendo de esta forma que dediques en ellas todo el tiempo que deberías dedicarle a la preparación MIR.

Cuando consigues asimilarlo, es posible que te sea más sencillo darte cuenta de que tu unión al móvil no es por necesidad, sino que está provocada por otros factores que pueden modificarse.

Cómo saber si eres adicto

Es difícil definir la adicción, pero puedes saber si eres adicto a tu móvil si, por ejemplo:

  • Dedicas más de 6 horas diarias al móvil.
  • Crees estar obligado a mirar tu móvil cada poco tiempo.
  • Cuando utilizas el móvil, pierdes la noción del tiempo y dedicas mucho más del que deberías.
  • Por usar el móvil dejas incluso de comer o dormir.
  • Te enfadas con tu propio móvil.
  • Eres capaz de aplazar cualquier responsabilidad relacionada con tu preparación MIR y con tu vida en general por utilizarlo.
  • Te duermes utilizando el móvil.

Cambios: qué hacer para superar la adicción

Cualquier cambio en la vida está formado por pequeñas modificaciones diarias y, en algunas ocasiones, una mínima modificación puede alterar de forma característica tu vida y la manera en la que vas a afrontar tu preparación MIR.

Si crees que utilizas tu móvil de forma excesiva, hay métodos simples que pueden ayudarte a superar tu adicción.

Determina un tiempo concreto para el uso del móvil

Si quieres evitar o, al menos, reducir al máximo posible el uso de tu móvil durante tu preparación MIR, tienes que hacer un trato contigo mismo, es decir, tienes que prometerte que solo vas a utilizarlo en momentos determinados del día y con límites de tiempo que no podrás sobrepasar.

Es cierto que en algunas ocasiones es inevitable utilizar el móvil, pero no puedes usarlo como excusa para cogerlo más. Esto quiere decir que solo debes utilizarlo cuando sea totalmente necesario por alguna emergencia o porque alguien te necesite.

Si lo necesitas, ponlo en algún lugar de casa donde no lo veas mientras estás estudiando, así evitarás tentaciones.

Color de la pantalla

Numerosas empresas utilizan técnicas que consiguen que estés más tiempo con tu móvil, como por ejemplo hacer que las aplicaciones tengan mucho color y sea agradable verlas.

Si cambias la configuración de tu móvil a tonos grises, éste será menos apetecible y no tendrás tanta tentación de utilizarlo. Aunque tu móvil ya no se vea tan bonito, conseguirás reducir su uso.

Quita las notificaciones

Los móviles es han creado para llamar la atención todo el tiempo, cogerlo y revisar las notificaciones. Pero si lo haces constantemente crearás un hábito inútil e innecesario que te quitará mucho tiempo en tu preparación MIR. Para reducir el tiempo de uso, desactiva todas las notificaciones, excepto las aplicaciones esenciales, y pon tu móvil en silencio mientras estás estudiando para no tener ningún tipo de distracción.

Descanso

Cuando realmente necesites un descanso de estudiar para tu preparación MIR, enfoca el tiempo que dedicas a mirar el móvil a otras cosas como, por ejemplo, hacer deporte. Te ayudará a despejar tu mente para luego estudiar todos los conceptos de forma más clara y relajada, además de ayudarte a olvidar el móvil y así evitar su uso excesivo.

No es necesario que hagas descansos muy grandes o dediques mucho tiempo al deporte, solo lo que puedas, aunque simplemente sean 15 o 20 minutos. Poco a poco crearás un hábito muy sano y favorecedor para tu preparación MIR y te sentirás mejor cuando estudies.

Elimina aplicaciones

Hay algunas aplicaciones que siempre son necesarias, como las destinadas a la realización de llamadas o las de envío de mensajes. Pero el resto de aplicaciones realmente no son necesarias, como son por ejemplo los juegos o las redes sociales. 

Lo mejor que puedes hacer para mantener tu concentración en la preparación MIR es desinstalar este tipo de aplicaciones, ya que se suele pasar mucho tiempo viendo las redes sociales y lo que hacen unos y otros o jugando con aplicaciones para nada beneficiosas al estudio. Si dedicas el tiempo de las redes sociales a tu preparación MIR, tus netas aumentarían bastante puesto que en el uso del móvil es probablemente lo que más utilizas (como todo el mundo).

Cambia tu contraseña

Esto puede resultarte bastante molesto, pero es posible que sea la mejor técnica para que dejes de coger tanto el móvil. 

Si quitas cualquier tipo de desbloqueo rápido del móvil como el patrón o la huella, y pones una contraseña difícil y larga, te dará más pereza coger el móvil para mirarlo y reducirás su uso, ya que tardarás más en desbloquearlo que en mirar cualquier notificación que pudieses tener.

Envío de mensajes

Debes conseguir que, cuando recibas mensajes, no tengas la necesidad de mirarlo inmediatamente, ni cuando respondas creas que tienes que revisarlo varias veces. Si contestas de forma rápida, tendrás la sensación de que no tienes asuntos sin resolver en el móvil y, por tanto, no tienes que mirarlo tantas veces.

Si programas la revisión y respuesta de mensajes por ejemplo tres veces al día (al levantarte, después de comer y cuando termines de estudiar), mirarás menos el móvil y podrás concentrarte mejor en tu preparación MIR, es decir, centrarás toda tu atención en el estudio y no tendrás pequeñas distracciones que te impidan comprender bien los conceptos y recordarlos mejor.

Reloj o alarma

Aunque los móviles son muy útiles en el día a día ya que nos ayudan en muchas funciones, en algunas ocasiones es más beneficioso utilizar métodos más simples para algunas acciones y así reducir los daños que el móvil pueda ocasionar en tu concentración. 

Esto es, por ejemplo, para despertarte o para mirar la hora. Si utilizas tu móvil como alarma o para ver constantemente qué hora es, le darás más protagonismo diario del que realmente tiene y no conseguirás pasar menos tiempo con él. Para ello, lo mejor es que utilices un despertador como alarma y, para mirar la hora, uses un reloj de pulsera sencillo que solo te sirva para eso, sin distracciones.

Esconde tu móvil

Para evitar tentaciones en exceso, durante tu horario de estudio deja tu móvil en manos de alguna persona que viva contigo o ponlo en otra habitación a la que no suelas entrar en todo el día. De esta forma lo quitarás de tu vista mientras te concentras en tu preparación MIR y no tendrás la necesidad de mirarlo.

Control de uso

Una buena idea es apuntar las veces que utilizas tu móvil diariamente y, si puedes, también el tiempo que dedicas a ello. De esta forma verás que dedicas muchas más horas de lo que crees en mirar tus aplicaciones en lugar de dedicarlas a lo verdaderamente importante, como es tu preparación MIR. Con estas anotaciones serás consciente de la pérdida de tiempo y podrás reducir el tiempo de uso del móvil más rápidamente, dedicando ese tiempo a tus estudios.

Pide ayuda

Aceptar y darte cuenta de que tienes un problema con la adicción al móvil es un gran paso y algo bastante bueno, porque es desde ahí desde donde podrás encontrar una solución. 

Si aun intentándolo todo, no consigues superar tu adicción y centrarte en tu preparación MIR, lo mejor es que pidas ayuda a personas de tu entorno para que te apoyen y colaboren en la acción de limitarte el uso del móvil e incluso te lo escondan o confisquen en tus horas de estudio, dándotelo solo cuando sea estrictamente necesario o cuando hayas terminado tu tiempo de preparación diario.

En caso de que no lo consigas por ti mismo y tampoco con ayuda de tu entorno, lo mejor es buscar ayuda de un profesional para superar esa dichosa adicción y que tu preparación MIR deje de verse afectada negativamente.

Resúmenes MIR de Mirmedic