Cómo vencer al MIR y lograr la plaza que sueñas

Durante los 6 años de Medicina, una de las cosas que más preocupa a los estudiantes es el examen MIR. Esto se debe a que es el examen que determina la especialidad que van a estudiar y desempeñar los siguientes 4 o 5 años y a la que, seguramente, se dediquen toda su carrera profesional. Es por ello que la preparación MIR es muy importante.

Aun así, aunque los recién graduados en Medicina demuestran frecuentemente su inteligencia y su enorme capacidad de trabajo, deben recordar que el examen MIR no es un examen como cualquier otro realizado durante la carrera. Cuando se quiere preparar el examen correctamente, lo más adecuado es dejarse aconsejar por una academia, ya que es ahí donde ofrecen la ayuda necesaria para llevar a cabo los elementos clave de la preparación, imprescindibles para triunfar en el examen MIR.

Productividad

Es posible que sea lo más importante de la preparación MIR. La Medicina abarca una gran cantidad de conocimientos que evolucionan, se amplían y se actualizan frecuentemente. En cambio, el tiempo y las fuerzas de los estudiantes están limitadas. Este problema se resuelve con la productividad. Los estudiantes tienen que saber rápidamente y de una forma visual lo que se pregunta y de qué manera de cada una de las asignaturas, evitando perder el tiempo en temas o apartados que pueden ser interesantes pero son poco relevantes para el examen MIR.

Estudia lo que preguntan

El número de preguntas del examen MIR es bastante alto, pero los conceptos suelen repetirse numerosas veces. Los estudiantes deben dedicar bastante tiempo en hacer estas preguntas, observar las opciones que dan y aprender a razonar porqué la respuesta correcta es una y no el resto. Estudiar haciendo preguntas también ayuda a que practique e interiorice la técnica de los exámenes tipo test y proporciona a los estudiantes una mayor capacidad para retener información, más que si simplemente se dedica el tiempo a estudiar la teoría de los manuales.

Simulacro

Los simulacros son otra parte muy importante en la preparación MIR, ya que se utilizar para entrenarse de una forma muy parecida a lo que será el examen. Los estudiantes tienen que acostumbrarse a estar varias horas sentados haciendo preguntas, con la concentración al máximo posible, administrando correctamente las emociones y empleando los conocimientos y técnicas de examen adquiridos. Con la realización de simulacros se pretende que los nervios excesivos del día del examen MIR desaparezcan e intentar que parezca un simulacro más.

Rutina y disciplina

Es fundamental que desde el inicio de la preparación MIR hasta el día del examen se tenga una disciplina severa en cuanto a horarios, es decir, marcar unos tiempos determinados para el estudio, el descanso y las demás actividades que se realicen.

Dormir: Es esencial que se duerma bien para tener un buen rendimiento en la preparación y que el tiempo de estudio sea productivo. Por ello, se debe dormir 8 horas diarias, evitando trasnochar y alterar los horarios, descansando todo lo posible.

Alimentación y salud: Para poder aguantar todas las horas de estudio y esfuerzo y toda la presión emocional, se debe llegar al examen MIR con un estado físico adecuado. Para conseguirlo, tiene que llevarse una buena alimentación, permitirse cierto tiempo de descanso para despejarse con personas que no estén relacionadas con el MIR y hacer deporte, mejor si es al aire libre.

Estudio: Para conseguir el objetivo marcado con el MIR se debe estudiar aproximadamente 8 horas al día, aprovechándolas lo máximo posible, eliminando las posibles distracciones que se puedan tener y centrándose en los temas importantes.

Confía

Es cierto que el examen MIR puede generar mucha frustración y agobio y hacer pensar durante la preparación que no se puede conseguir. Pero, cuando esto pase, lo que hay que hacer es no rendirse y seguir adelante. Las personas que estudian para hacer el MIR tienen una capacidad intelectual y de esfuerzo extraordinaria, algo demostrado durante toda la carrera. Lo único que faltaría para ser los números 1 es tener confianza en ellos mismos, en las técnicas utilizadas y en el esfuerzo y estudio diario.

Todos estos elementos se deben mantener a lo largo de toda la preparación MIR, desde el primer día hasta el examen. Así, el trabajo de las academias es facilitar todos los recursos que puedan ser necesarios para que los estudiantes lleguen al examen MIR lo mejor posible, tanto en conocimientos adquiridos como en seguridad y confianza en sí mismos. Si se dedica lo suficiente a la preparación y se sigue el método elegido todo el proceso, el objetivo del MIR está al alcance de todo estudiante que realmente lo intente, indistintamente del rendimiento académico en la carrera.

Aunque el examen MIR solo sean 4 horas con 185 preguntas, para los estudiantes es mucho más, el el fin de una larga etapa de sus vidas y el inicio de una mucho mejor, una prueba de superación y lo único que separa a los estudiantes de su deseo más preciado, la plaza. Por ello, no hay que rendirse sino trabajar correctamente y, en tan solo unos meses, se habrá llegado al objetivo soñado con el que la felicidad de dedicarse a lo que más gusta será enorme.

Resúmenes MIR de Mirmedic