Los tumores carcinoides gástricos se originan a partir de las células enterocromafin like (ECL), que son células neuroendocrinas encargadas de regular la secreción de ácido a través de la producción de histamina.

En situaciones de atrofia gástrica (como podemos ver en anemia perniciosa, gastritis atrófica asociada a H. Pylori, etc.) la hipocloridia estimula la producción de gastrina por las células G antrales. Esta hipergastrinemia es el principal estímulo de las ECL, por lo que se produce una hiperplasia y puede que una transformación neoplásica, dando lugar a tumores carcinoides.

Estos tumores carcinoides van asociados a situaciones de atrofia gástrica e hipocloridia y tienen a ser múltiples y a ser diagnosticados de forma accidental en forma de pólipos gástricos. Son de buen pronóstico y baja agresividad, con poca capacidad de metastatizar.

Si estos tumores son múltiples, podemos realizar una antrectomía (gastrectomía distal) pues es en el antro donde se localizan las células G productoras de gastrina que son el principal estímulo que provoca la proliferación de las ECL.